domingo, 14 de julio de 2013

Si no hay setas, hay flores, esto es el Valle de Benasque.

Después de las tormentas de las tardes siempre hay mañanas soleadas, pensábamos que hoy sería nuestro día micológico pero gracias a la fortuna ha sido más bien botánico.
El Valle de Benasque es una explosión de colores.

Me cruzo con ciclistas.
Veo setas ...



 Ya que la micología se me ha dado mal, hemos paseado por un sendero al que nunca había pasado, y como el valle sorprende a cada paso que das, pues me he encontrado estos paisajes, flores y mariposas ...


Abrevadero de ganado.

Mariposas azules, siempre cerca del barro.



Benasque y el fondo del valle.
Vistas a la parte sur de Maladets y Aneto.
Mucha nieve en Coronas.

De Eriste a Benasque.
Eriste y el valle que se abre para llegar a la cascada de Espigantosa.
Cardo Blanco
Eristes ...
El Turbón más al sur.
El Turbón más al sur. La luz no me ha dejado sacarlo más nítido.
Sierra de Chía.
Al fondo, paso al Valle de Chistau.

Sierra de Chía y macizo del Posets.
Valle del Ésera, presidido por Castejón de Sos.
Sierra de Chía.
Macizo del Posets.
Macizo del Posets.
El Turbón y Castejón de Sos.
Colores de Chía
Castejón de Sos.
Cauce del río a la altura del camping de Castejón de Sos.






Cuernecillo
Cuernecillo o guixa rastrera.
Clavellina
Clavellina o clabelera



Fiteuma orbicular
Fiteuma orbicular
Rosa silvestre

Rosal silvestre de flor blanca.



Falso tomillo.
Falso tomillo
Cardo blanco

Cardo Blanco y al fondo el glaciar de Coronas.
Senecio adomidifolius.
Senecio adomidifolius.

Siento no encontrar en los libros que tengo el nombre de todas las flores y perdonad si en alguna denominación me equivoco.

No hay comentarios: