jueves, 9 de octubre de 2014

Otoño y migración, jeje

Otoño de cambios, como os había comentado pero en el mismo Cerler, ahora he mejorado las vistas al Valle de Benasque, ampliado el espacio de movimiento y descanso, para ver mejor el cambio de colores que se produce en esta época del año, del verde a los colores cálidos, naranja, ocres y rojos hasta llegar al deseado blanco.

Preparando todo para que esté impecable. TS Robellons
Del verde al amarillo.
Cerler a vista de pájaro, en ambos sentidos.
Carme y Manuel os vigilo.
El pico.
Colores otoñales

Ultima caza.
Y despertar con estas vistas, no tiene precio.
 Y seguimos trasladando cosas, alguien me puede decir ¿por qué guardamos tantas cosas en una casa?

1 comentario:

ManuelV dijo...

Ya te digo. Vamos a poner una tirolina desde vuestra casa y nos envías la cesta esa de rovellons!

Me imagino que el cambio será para bien pero ya nos contarás con calma. Un abrazo.