domingo, 17 de mayo de 2015

Por un par de huevos de la Renclusa. Maladetas 2.0

La vez anterior me criticaron por ir de negro, pues esta vez pocos colores me faltan ...
Siempre hay que aprovechar las nevadas y más cuando se las has prometido a unos amigos que se desplazan desde Madrid para realizar uno de los últimos días de skimo antes de que llegue el verano.
Dormir en la Renclusa te da ese ambiente de montaña que interiormente corre por nuestras venas y yo le había prometido a Nacho que los huevos aquí sabían mejor y creo que repetirá, aunque se los tuvo que ganar.

Punto de partida.

Salimos nevando desde 1900 m
Al día siguiente a primera hora tenía la misma pinta y nos resistíamos a salir del refugio, pero después empezó a despejar quedando un fantástico día.
A punto de subir a Maladetas, parece que despeja.

Nuestro guía, Carlos.
El grupo preparado.

Nacho y sus primeras cetas.
 Y empieza el baile, cada uno con un paso especial ... pero muy artísticos.



Sin problemas de paso.
Aprovecharemos el llano para recordar como se ejecutan las vueltas María.
Tuca e Ibón de Paderna



Avistamos la Maladeta.
Aunque era innecesario ... Nacho sigue subiendo.

Vuelve la danza.


Simplemente yo, otra vez por aquí.
Que bien ha sentado a todos las molestias de rodilla de Ruth, o al menos a muchos ...
Esas molestias se transforman en elegancia en la bajada.
... y ¿cómo funcionan estos esquís anchos? también fue una pregunta innecesaria.


Los avances técnicos de Edu detrás de Carlos

La chica Faction y decía que le dolía la pierna.
Y ya empezamos por la lucha del "postureo".

Y los que firmamos por lares que no han bajado antes ...

Y aquí hay zona para dejar huellas para todo el grupo.





Aprendiendo de Chema, Nacho también "posturea".











Sí, aveces caemos ...


Y el socorrer está bien, pero el "postureo" gana.
Fijaros que marcado viraje carveado, jeje
Y yo sigo dejando rastro de mis huellas













La última huella antes de llegar al refugio de La Renclusa.
Y ahora a por los merecidos huevos fritos.
Nuestras huellas.
Todavía queda nieve para más jornadas.
Orgullosa de otro día de skimo por Maladetas. Con su chaqueta de FactionSkis, la marca que confía en ella.
Pico de la Renclusa viendo como bajamos hacia La Besurta.




Nosotros bajamos, mientras se llena la Renclusa de montañeros que tendrán su turno el domingo.
Edu y sus pantis.









Unos pocos consejos y se atreve con todo. Y no se ha caído desde que le dijeron que la nieve en esta época se vuelve agua demasiado pronto.

Y Vio le demuestra que caerse no es nada malo y menos mojarse.





 Y hasta aquí llega nuestra aventura de la bajada de Maladetas, ahora nos toca clase técnica y a disfrutar de la cena, que a muchos el domingo les toca Remuñe. (yo me lo he perdido)

El valle nos despide el día así.



La próxima espero disfrutar del skimo con este divertido grupo y de los que no han podido formar parte de él, además ya hemos pinchado con este dulce a un novato al que lo veía innecesario, pero se ha enganchado y eso que no se lo hemos puesto fácil, jeje

Gracias a todos, Chema, Vio, Edu, Nacho, Ruth y a un guía de diez, Carlos (Equipo Barrabés) para mí ha sido un placer.

P.D. Y sin fotos de los huevos, el que quiera ya sabe, hay que subir,


No hay comentarios: